Uncategorized

Persuabilidad, ecommerce y Facebook

Algo se está cociendo en Facebook que puede acelerar cómo las empresas entienden qué deben hacer en esta red más allá de recopilar fans. Llega el f·commerce.

Y podemos decir que llega de la mano de la nueva tienda online de Levi?s que nos ha dado una verdadera lección a todos sobre cómo integrar Facebook para conseguir que sus fans (lo sea ya o no en Facebook) puedan compartir con colegas y amigos sus modelos preferidos.

La magia de la tienda de Levi?s (y que sin lugar a dudas va a inspirar a muchas otras tiendas a seguir sus pasos) es doble: primero, a un solo y simple click en Like o Me gusta puedes decir qué modelo te gusta y compartirlo rápidamente con tus amigos de Facebook; la segunda, es que si te conectas con tu cuenta de Facebook puedes ver qué modelos les gustan a tus amigos.

 

Facebook con su Graph API – que permite a cualquier site integrar la cuenta de Facebool del usuario que lo visita – consigue algo más poderoso que haber atraído ya a más de 400 millones de usuarios a su red: consigue conquistar internet.

Siempre hemos hablado de la fuerza que tiene el poder de prescripción de familiares, amigos y compañeros de trabajo. Hasta la fecha, era una simple entelequia. Con Graph API, una realidad. Levi?s, un primer ejemplo a seguir. Llega el social commerce.

Pero las aplicaciones como el SocialShop de Bigcommerce o decenas de aplicaciones que salen cada día para permitir crear nuestra tienda en Facebook de una manera extremadamente sencilla nos abre algunos interrogantes importantes: ¿compraremos en Facebook? ¿preferiremos comprar en Facebook que en la misma tienda online? ¿es solo una aplicación cool pero pasajera que dejará tener sentido? La respuesta no dudo que tardemos en saberla atendiendo a los miles de tiendas que ya se han puesta las pilas. Privalia, un ejemplo más.

No sabemos el impacto verdadero del f·commerce. Pero sí sabemos que a priori parece tan sencillo que no vale la pena no intentarlo. Nuestro trabajo consistirá en ver cómo mejorar la persuabilidad de nuestras tiendas. También en Facebook.