¡Tu no quieres tener usuarios!

El Internet donde el usuario es el centro de nuestras preocupaciones ha llegado a su fin. O debería. Y es que llevamos demasiado tiempo desperdiciando excesivas energías y esfuerzos para satisfacer a un desagradecido e infiel usuario. El focus no puede ser siendo el usuario y debe desviarse desde él hasta su convertibilidad. Convertibilidad en cliente.

Renace el marketing puro en la red como arte y ciencia para convertir nuestros usuarios en clientes donde la usabilidad se nos presenta como disciplina necesaria pero superada donde el núcleo de nuestra energía no está en otra cosa que no sea seducir. Es el momento de convencer, persuadir y vender. De ser más agresivo en nuestros planteamientos e impulsar a nuestro usuario en su visita por nuestra presencia online de una página a otra hasta convertirlo en el esperado cliente. Nace la persuabilidad.

La persuabilidad entendida como ?la capacidad (persuasiva) de una presencia online de llevar la acción al usuario y convertirlo en suscriptor, lead o cliente. Una disciplina que interioriza los deseos, las necesidades racionales y emocionales, el momentum del internauta, nuestra propuesta de valor y la mejor de nuestras estrategias de marketing online en un todo, utilizando la medición en tiempo real para monitorizar nuestros ratios de conversión y permitirnos jugar al ?tunning? en un proceso de mejora continua de nuestra persuabilidad.

De ello, prometemos – desde Multiplica – hablar alto y claro a través de este blog.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios