¡Pinta y colorea!

Un día me preguntaron en qué trabajaba: ?soy diseñadora de interacción?, la respuesta inmediata fue un: ¡Ahhh pintas y coloreas! Y expresado así, parece fácil, simplemente tendría que rellenar de colores los wireframes que nos entregan los arquitectos de información. Y desde luego, la elección de la paleta de colores es importante pero no lo es todo.
 
Como diseñadora he de conseguir que el esqueleto de información, los copys, el logo y todos lo elementos definidos en conceptos, funcionalidades y estrategías se representen visualmente de forma que se optimice la comprensión del usuario.

He de facilitar que el usuario, nuestro prota, nuestro rey, nuestro niño mimado, nuestro cliente y nuestro juez final, se haga una imagen mental certera a través de una mirada rápida y transversal de la interficie. Este es un primer objetivo primordial para un buen diseño pero no es suficiente para un diseño persuable.

En un diseño donde se busca la persuasión se incita a la interacción empática.
¿y qué es eso de la interacción empática? Es la creación de un escenario donde nuestro prota se sienta confiado, seguro y cómodo y le apetezca conocernos, saber más, comprar más, volver a visitarnos, recomendarnos, hablar de nosotros, y son todas estas interacciones las que van construyendo en el tiempo una relación empática, donde el usuario se sienta ligado emocialmente al site.

Las características formales del escenario/interficie vendrá influido por:

  • Los principios universales del diseño donde los diseñadores barajamos conceptos como consistencia gráfica, legibilidad, eficiencia y simplicidad de uso.
  • La comunicación de marca: el branding, la imagen corporativa, comunicación integral,
  • Y por aspectos de psicología del usuario: empatía, momentum, necesidades,

En definitiva, sí pintamos pero no sólo para gustar sino también para persuadir.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios