Persuabilidad para ir a menos

Hasta la fecha hemos hablado de la Persuabilidad como la fórmula que nos ayudará a engrosar una cifra mágica, ya sean ventas, registros, contactos, accesos? Pero? ¿puede plantearse también la persuabilidad enfocada a reducir otras cifras como son los gastos, los contactos fraudulentos o los tiempos de gestión de una empresa?

Al fin ya al cabo, el objetivo final de cualquier empresa es conseguir que la balanza entre ganancias y pérdidas se equilibre hacia la primera opción, y para ello podemos enfocarnos tanto a vender más como a gastar menos.

Esta sencilla idea nos abre un nuevo camino para la persuabilidad donde, no sólo debemos preocuparnos de convencer al usuario y facilitar su proceso de compra, sino que también debemos animarle a que participe, opine, dé ideas que ayuden a mejorar el funcionamiento de la empresa, sus marcas, productos y servicios.

En este sentido, tanto valor tiene un resultado del tipo ?hemos conseguido vender un 20% más a través de Internet? como decir ?hemos recibido 400 opinones de nuestros productos a través de la web, que nos han supuesto un ahorro del 10% en estudios de mercado?.

Pero para trabajar en este nuevo campo ya no vale solamente el tunning en la web (en los copys, el diseño, las estrategias de marketing online, la navegación o la medición) sino que debe aplicarse mucho más allá y empezar a tunear la actitud de la empresa versus Internet.

Y ahora la cuestión es, ¿Por dónde empezamos? Esto ya se merece un post aparte. En breve.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios