Clic-to-call, más fácil imposible.

La llegada de aplicaciones ?click-to call? ? a través del cuál el usuario recibe una llamada telefónica sin coste dejando desde la web simplemente su número de teléfono (ver ejemplo de Verizon)   se ha prometido cambiar en muy poco tiempo el panorama de la internet mundial, especialmente tras las primeras pruebas en test del todopoderoso Google.

Si de persuabilidad queremos hablar, estamos obligados a experimentar en breve con estas funcionalidades que empresas como Jambo, eStara, VoiceStar o Ingenio desde hace ya algún tiempo están ofreciendo y que prometen incrementar nuestras ventas (eStara en su web nos habla de hasta un 45%) y reducir sensiblemente los ratios de abandonos de nuestra presencia online.

El clic-to-call (como fuente de ingreso de webs de anuncios o buscadores) quiere también explotar en mayor medida el negocio del pay-per-click al poder monetizar cada llamada sobre los 8 dólares en viajes, 20 dólares en operaciones quirúrgicas o 35 dólares en hipotecas. Cifras que representan un importante salto de los 1,43 dólares de media por clic que se obtuvo en el 2005 (según el índice que realiza Fathom Online) y que llevan a Kelsey Group a estimar para el 2010 un pastel que pueda superar los 3.700 millones de dólares.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios