Aprendiendo persuabilidad en webs de sexo

La industria de los contenidos para adultos parece ser un negocio que viva en una dimensión paralela. Está por todos lados pero nadie parece verlo. Y eso mismo parece ocurrir en la red donde el sexo es la temática que más usuarios atrae y que menos análisis merece. Más de 30 millones de personas están diariamente conectadas a la red en busca de imágenes de sexo explícito en alguna de los 260 millones de páginas web que ofrecen pornografía, según un estudio de N2H2 del año pasado. Según la revista Forbes, en todo el mundo, unas 250 millones de personas son consumidoras de los productos y servicios de esta industria, que registra beneficios de unos 60 mil millones de dólares anuales. Una industria que llegó a pagar 12 millones de dólares por Sex.com, el dominio más caro de toda la historia.

La industria del sexo y la persuabilidad tienen mucho en común, más allá de como el sexo nos llega a ?persuadir?. Y es que la estrategia multimarca que siguen la gran mayoría de sus actores les llevan a plantear presencias en la red comercialmente muy agresivas para retener y convertir su ?sensible? usuario. Uno sólo debe pasarse por webs como School Girls First Time, Lola Latina o Love that booty ? lo he hecho por motivos estrictamente profesionales : ) – para apreciar cómo podemos aprender de persuabilidad en tales sitios.

Sin ir más lejos, la página de inicio de Sexole.com es un claro buen ejemplo de persuasión en pocos segundos ya que visualmente consigue explicarnos su propuesta de valor (1), explicita su décimo aniversario con una promoción irresistible: 24h de prueba de productos gratis (2), nos muestra el producto de una manera sugerente (3), las llamadas a la acción se repiten y son contundentes (4), hace uso del video para vendernos el producto y nos muestra una amplísima variedad de posibilidad y hace uso de cifras (5). Un claro buen ejemplo de persuabilidad.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios