Estructurando las emociones

Desde nuestro blog, ya hemos hablado en algunas ocasiones sobre el papel clave que tienen las emociones en el momento de tomar una decisión. Está claro, por tanto, que nuestro poder de persuasión en los usuarios, irá estrechamente ligado al conocimiento que tengamos sobre las emociones.

En un interesante artículo, Emoción y producto, Ariel Guersenzvaig nos explica el modelo de Pieter Desmet acerca de las emociones que nos provocan los productos. Lo atractivo del modelo de Desmet es el hecho que consigue crear un marco dónde estructurar ? desde la psicología cognitiva ? algo tan intangible a priori como son las emociones.

El modelo de Desmet envuelve cuatro conceptos:

  1. Valoración
  2. Preocupación/Interés
  3. Producto
  4. Emoción

Para definir los tipos de emociones, Desmet sugiere que la emoción hacia un producto surge del tipo de valoración que hacemos de él y, a su vez, está relacionada normalmente con un tipo de preocupación que nos afecta.

Las tipologías son las siguientes:

  • Instrumentales: provocadas por productos que pueden ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos. Según logremos nuestro objetivo o no, éstas serán:
    • Satisfacción
    • Frustración
  • Estéticas: por sus características perceptibles, podemos valorar los productos por el tipo de atracción que provocan en nosotros. Teniendo en cuenta si nos agrada o desagrada un producto podrá provocarnos:
    • Atracción
    • Disgusto
  • Sociales: valoraremos los productos en términos de legitimidad de acuerdo con nuestras normas y sistemas de valores que nos provocarán emociones de:
    • Admiración
    • Indignación
  • De sorpresa: Por si nos afecta de manera positiva o negativa, éstas pueden ser:
    • Agradables
    • Desagradables
  • De interés: Según nos parezca un producto más estimulante o menos, las emociones que nos provocará serán:
    • Fascinación e inspiración
    • Aburrimiento

Según palabras de Guersenzvaig, ?lo interesante del modelo de Desmet es que nos muestra una relación dinámica entre diferentes factores: el proceso de valoración, el producto y las preocupaciones o intereses del usuario o poseedor del producto, un producto por si sólo no puede provocar ningún tipo de emoción?.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios