¿Quién no quiere probar este coche?

Debo a Ana ? compañera de Multiplica – una web deliciosa que me ha recordado alguna que otra hora pensada en cómo plantear la presencia en Internet de una marca automovilística.

Se trata de la web de Lancia: www.lanciavyp.it

Aunque ya en alguna ocasión ya habíamos hablado de cómo ayuda el sexo a vender y persuadir, el ejemplo de Lancia VYP es simplemente sensacional por múltiples motivos.

En primer lugar, entender que el objetivo número de una web para una marca automovilística – más allá de mostrarnos en toda su potencialidad el coche ? es conseguir que el usuario explicite su interés en testear uno de los modelos. En segundo lugar, por plantear una experiencia extremadamente sencilla y persuasiva que para ambos sexos sabe darnos lo que necesitamos ? de manera sensual y divertida – para no poder evitar dar nuestros datos de contacto y querer acceder a los contenidos extraordinarios.



La imagen y la música es sensacional y la integración del teléfono móvil de lo más inteligente. Alta persuasión y interactividad bien entendida para una marca de gran consumo.

Comentarios

0 comentarios

Compartir en:

Leave a Reply

Tu correo electrónico no aparecerá publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.