Persuabilidad vs. Captología

He podido leer estos días el libro Mobile Persuasion sobre casos y experiencias en el uso del móvil para persuadirnos. Y sin lugar a dudas, el móvil puede llegar a jugar un rol absolutamente determinante para persuadir al ser humano en múltiples formas. Existen múltiples proyectos que nos intentan convencer que dejemos de fumar, hagamos algo más de deporte o tener una vida más saludable.

 

La tecnología está entrando en nuestras vidas y su papel en condicionar cómo las personas pensamos y actuamos será cada vez más notoria. De ahí, la disciplina que lidera B.J. Fogg entorno a la Captology, centrada en el estudio de las tecnologías que pueden percudirnos de alguna manera. Según él, esto incluye el diseño, la investigación y el análisis de tecnologías interactivas creadas con el propósito de cambiar las actitudes de las personas y sus comportamientos.

Según mi punto de vista, se están trabajando mezcladas dos disciplinas que considero que son completamente diferentes (aunque esté claramente relacionadas). Una cosa es hablar de las tecnologías ? entre ellas el móvil ? que por ellas mismas juegan un papel clave en la persuasión (podemos hablar de captología en este caso) y otra de cómo generar experiencias de usuario en tales tecnologías que sean claramente persuasivas (podemos hablar de persuabilidad).

En el último congreso del Persuasive Technology, nos mezclamos perfiles muy distintos. Unos mucho más obsesionados por la usabilidad, persuabilidad y experiencia de usuario. Los otros más interesados por aquellas tecnologías que pueden persuadirnos a todos. La persuabilidad y la captología son mundos cercanos pero que siguen intereses y lógicas distintas.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios