Primeros resultados del estudio.

Tenemos el estudio listo. Nos ha costado lo suyo pero es que 40 bancos y 186 factores no se analizan fácilmente y más en una temporada del año que se caracteriza por unos niveles de intensidad y trabajo de lo más cargaditos.

Sólo para ir abriendo el apetitivo os avanzamos 5 conclusiones del estudio y el top 10:

 

  • No es todavía generalizada la comercialización en línea de productos financieros [1] Sólo en el Reino Unido y en Estados Unidos se observan iniciativas que permiten la contratación completa de productos financieros. No llegar a este estadio, nos lleva a planteamientos comerciales menos agresivos. Ello explica porqué en parte los bancos anglosajones le llevan la delantera a los bancos de Latinoamérica y España en términos de persuabilidad.
  • En términos generales, la etapa de la usabilidad en las webs comerciales de los bancos analizados está superada [2]. Se obtienen buenas valoraciones en arquitectura, o navegabilidad, aunque todavía existe margen de mejora en la categorización de productos.
  • No obstante, nos falta inteligencia comercial en la propuesta de arquitectura y de navegación.  Una clara tendencia pasa por interiorizar el ?menos es más? y lanzar mensajes y propuestas más targetizadas en función de comportamientos de uso en la web [3]. No es lo mismo un usuario que ya es cliente, del que nunca se ha logeado o el que entró en nuestra página googleando la palabra ?créditos? o ?seguros?.
  • Se empieza a entender ? aunque no de manera generalizada ? la linealidad en el proceso de información y contratación de servicios financieros [4]. No obstante, no todos los bancos articulan selectores o simuladores suficientemente interactivos que inviten a fluir a los usuarios en el proceso. Aun queda tarea por desarrollar a nivel de facilitadores que ayuden a tomar decisión. Encontramos que un pequeño porcentaje ayuda a elegir el producto que más se ajusta a nuestras necesidades. Aún persiste la idea de que el usuario debe hacer todo el esfuerzo. Los simuladores son en demasiados casos recursos extra que no tienen todavía un encaje lineal en el proceso de contratación.
  • Se sigue redactando textos para la web sin entender la lógica de lectura y navegación de los usuarios [5], aunque se ha mejorado sensiblemente en el menor uso de lenguaje técnico. No obstante, echamos de menos textos que equilibren lo racional y lo emocional en una presentación clara del producto.

 

Los 10 mejores bancos según nuestro estudio son:

 

 

Ya puedes solicitar el estudio completo.

 

 

 

 

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios