Jugando con la información para persuadir

Un tema que me parece fascinante es como presentar nuestros contenidos de tal manera que hagamos entender al usuario que visita nuestra web todo lo que se está perdiendo por el hecho de no ser cliente nuestro. Si queréis en positivo, todo lo que obtendrá cuando pase a ser cliente nuestro.

Me explicaré.


Son múltiples los negocios donde parte del servicio y valor que ofrecemos es la información que entregamos (asociada a ese servicio). Todo tipo de asesoramiento ? pero en especial el asesoramiento financiero que ofrecen brokers o traders de inversión ? puede ser un buen ejemplo de ello.

En este tipo de servicio, debemos conseguir que el potencial cliente perciba que con nosotros obtendrá la mejor información y las recomendaciones más acertadas sobre qué decisiones de inversión tomar antes que nadie en el mercado. Sin duda, demostrar que tenemos un equipo de research propio muy seguido y leído por la industria será muy relevante. A su vez, mostrar que en el área privada tendrá información lo más en tiempo real posible con funcionalidades (alertas, portafolio virtual?) que le permitan jugar con esa información puede ayudarnos claramente en este sentido.

Pero, existen fórmulas un tanto más sutiles que podríamos considerar en nuestra webs pública para captar a nuevos clientes.

1. Información publicada con un cierto desfase de tiempo.

Una idea interesante es publicar información del tipo: las recomendaciones de inversión del día y hacerlo a una hora tardía del día (tipo 2 de la tarde), pero con un texto que diga: ?Nuestros clientes recibieron esta recomendación a las 8.07 de la mañana?. Con este lapso de tiempo y si somos un poco pícaros nos puede llevar a publicar en la tarde nuestras recomendaciones más acertadas del día, consiguiendo provocar el deseo de trabajar con nosotros para poder recibir nuestras recomendaciones antes que nadie.

2. Información publicada de manera incompleta.

Otra fórmula interesante puede pasar por publicar informes o estudios que nuestro departamento de research realice, pero que los presentemos en la web publica de tal manera que consigamos interesar a nuestros usuarios sobre su lectura pero en un momento dado del informe cortemos abruptamente el contenido del informe con un texto que diga: ?Solo queremos que nuestros clientes sean los mejor informados. Obtenga el informe completo donde hablamos de tal, cual y pascual accediendo a su área privada.?

Más abajo podemos incluir información del tipo: ?¿Todavía no es cliente nuestro? Con nosotros podrá obtener??

3. Provocando la curiosidad entre nuestros usuarios.

Una fórmula un tanto más sutil y mucho más provocadora es incluir en nuestra web comercial textos que provoquen suma curiosidad en nuestros futuros clientes y que les lleven a contactarnos inmediatamente. Una posible idea podría ser comunicando cosas del tipo: ?Esta semana hay un valor en el negocio de la energía que crecerá como la espuma. ¿Quiere saber de quien estamos hablando? Llámenos y le contaremos.? Aunque nos obliga a un ejercicio constante, nos suena sumamente sugerente y persuasivo.

4. Entre la web comercial y el área privada.

Un estadio que no siempre consideramos pero nos parece sustancialmente relevante pasa por crear un área privada básica para no clientes donde ? previo registro – puedas tener algunas funcionalidades (alertas de determinados valores, calculadoras financieras?.) y algunos contenidos básicos. Esta lógica nos permite empezar a relacionarnos con usuarios con nombres y apellidos, tener una propuesta de valor que les permita interactuar con nosotros en el tiempo y demostrarle una vez más que se está perdiendo por no ser cliente nuestro al mostrarle nuevamente todos los contenidos y funcionalidades que tendría activos si empezara a trabajar con nosotros.

Mucho camino por recorrer también en cómo jugar con la información para persuadir a nuestros usuarios y convertirlos en clientes.

Comentarios

0 comentarios

Compartir en:

Leave a Reply

Tu correo electrónico no aparecerá publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.