Vender a tráves de Twitter

Si vender en internet ya plantea su dificultad, vender a través de redes sociales, resulta incluso más complejo porque todavía no existe un recorrido importante de experiencias pasadas para poder evaluar las mejores vías. Dentro de las redes sociales, existe un mayor conocimiento de las posibilidades de vender en Facebook, sobre todo porque Facebook ofrece un amplio abanico de posibilidades de integración de la experiencia de compra en Facebook. Por su parte, Twitter es un canal donde tenemos menos opciones, puesto que está diseñado para ser más un canal de comunicación que una plataforma de propósito general como Facebook.

Pero a pesar de todo, ya hay muchas marcas vendiendo en Twitter, algunas como Tierra de Cerveza, tienen a Twitter como su principal aliado de ventas, por lo que merece la pena intentar buscar la mejor manera de vender a través de Twitter. Como comentaba a principio del post, no hay un manual que nos diga cómo vender a través de Twitter, pero si que podemos ir aprendiendo de las experiencias de aquellos que ya están aprovechando Twitter para vender.

1.- Tu perfil en Twitter

Tu perfil debe dejar claro a qué te dedicas y qué es lo que vendes. Por ejemplo, en el caso de TierraDeCerveza encontramos la siguiente frase “Porque cada tierra tiene su cerveza, y cada cerveza lleva la marca de la tierra que la produce” y un enlace a su tienda online. Otro caso de marca que se ha posicionado muy bien en Twitter es SinDelantal, que lo deja muy claro: “Pide online comida a domicilio y para recoger”. El caso de Mumumio no es menos: “El sitio para comprar comida de calidad directamente del productor, ecológica y gourmet”.

Ya bien sea con una frase que incite a tus potenciales clientes, o dejándolo de una forma muy explícita, has de transmitir rápidamente qué es lo que puedes ofrecer a tus seguidores. También incluye un enlace a tu web desde tu perfil de Twitter, a ser posible, diseña una “landing page” específicamente para todos los que accedan desde Twitter, y si puedes ofréceles algún “freebie” o descuento en su primera compra.

Además del perfil, configura el estilo visual de tu página de Twitter, añadiendo tu logo, y un fondo que encaje con tu image corporativa. Cuidar estos detalles transmite imagen de seriedad, y conseguirás que tus seguidores tengan una mejor percepción de ti.

2.- Haz crecer una comunidad en torno a intereses comunes

Con tu perfil ya tienes presencia en Twitter, pero no por tener perfil vas a tener seguidores. Tienes que conseguir “enganchar” a tu público objetivo, y para ello tendrás que ser de interés para ellos y darte a conocer. Empieza por determinar qué le interesa a tu público objetivo. En el caso de TierraDeCerveza, su público objetivo son aquellos apasionados por la cerveza y las cervecerías y por ello twittean desde tipos de cerveza, curiosidades del mundo de la cerveza o sobre cervecerías emblemáticas. Por ejemplo, en el caso de BrainSINS, su público objetivo son tiendas online y profesionales del comercio online, por lo que twitteamos noticias de Comercio Electrónico.

Una vez tengas claro tu público objetivo, twittea noticias que le puedan interesar. También conecta con aquellos que compartan la misma pasión, sigue a los referentes del sector, y también a aquellos usuarios que hablen de temas que a ti te interesan. Para ello, puedes utilizar la búsqueda de Twitter y seguir hashtags relacionados con tu sector. No solo les sigas, también interactúa con ellos. Si plantean alguna pregunta por Twitter que tu sepas responder, respóndesela. Si tienen alguna necesidad que tu puedes cubrir, ofrece tus servicios, aunque siempre guardando las distancias y evitando parecer simplemente un spammer más.

Con trabajo constante y algo de paciencia, conseguirás ir creciendo en número de seguidores, así como haciéndote un nombre en Twitter.

3.- Redirige a tus usuarios a tu web

Como Twitter no nos permite integrar la experiencia de compra de nuestra tienda en su web, para poder vender deberemos redirigir tráfico a nuestra web. Para ello, podemos, de forma puntual, twittear productos especialmente interesantes, de nuestra web. Estos productos pueden resultar de interés por estar en oferta, por ser productos que no se encuentran de forma habitual, o por tener algún tipo de reconocimiento. Por ejemplo, el otro día Enterbio twitteaba lo siguiente: “¿Os gustaría probar el mejor queso del año 2011 según concurso impulsado por el MARM? Aqui lo tenéis:)” y ponía un enlace al Queso en cuestión. No es lo mismo twittear un queso sin más, que twittear un queso galardonado, ya que puede generar inquietud en nuestros seguidores, especialmente si en este caso son fanáticos de los quesos.

Como tampoco conviene abusar de twittear productos o servicios directamente, podemos aprovechar otras opciones para redirigir tráfico a nuestra web. Un blog activo, donde escribas contenidos enfocados al mismo público que tu comunidad de seguidores, complementa perfectamente tu Twitter y te da una excusa para redirigir a tus usuarios a tu web. Como comentaba antes, en el caso de BrainSINS, twitteamos muchos contenidos de comercio electrónico, y en nuestro blog publicamos bastantes artículos de opinión y técnicos sobre Comercio Online, al igual que de áreas relacionadas. De esta forma, podemos twittear periódicamente contenidos de nuestro blog, redirigiendo a parte de nuestra comunidad a la web. Esto no significa que todos esos usuarios nos vayan a comprar, pero si estamos generando oportunidades de que visiten nuestra web, descubran nuestros productos, y algunos de ellos acaben comprando. Analizando las analíticas de nuestra web, hemos visto ya varios casos de clientes que han llegado a contratar nuestro servicio después de haber leído un tweet, haber visitado el blog, haber navegado por nuestra web y haberse convencido de los productos que ofrecemos.

4.- Ofrece algo interesante a tus seguidores

Otra forma de redirigir a los usuarios a nuestra web, y que nos aporta mucho valor, es ofrecerles algo que pueda ser de su interés, y esté en nuestra web (puede ser incluso uno de nuestros productos). Dependiendo del tipo de negocio que tengamos, resultará más fácil o más complicado, ofrecerles algo que les puede interesar. Pero con imaginación siempre se puede conseguir algo.

El caso de Youzee es un caso paradigmático de poder ofrecer algo interesante a tus usuarios. Desde sus inicios, han ofrecido acceso a la versión beta de su servicio a parte de sus followers. Generalmente, han lanzado concursos o acciones concretas para ir captando beta testers poco a poco. En este caso, Twitter aporta una forma única de captar usuarios, ya que permite generar una gran comunidad de usuarios deseando usar tu servicio, que además te sirven para probar que el servicio funciona adecuadamente, y generan “ruido” en su alrededor, al retwittear los concursos que publicas. Pero como no todos ofrecemos contenidos digitales a través de Internet, no a todos nos resultará fácil una aproximación de este tipo.

Lo que si podemos ofrecer casi en cualquier caso, son descuentos o promociones. En el caso de SinDelantal, suelen publicar promociones vinculadas a eventos deportivos (descuento del X% durante el Madrid-Barça), o a momentos puntuales. Se “aprovechan” de generar un contexto donde su producto tiene mayor sentido, y lanzan la campaña de descuento para atraer a su sitio web. Si estás a punto de ver un partido de fútbol que te interese, seguramente no vayas a ponerte a cocinar, así que si te ofrecen un 10% de descuento por pedir una pizza a domicilio, no puedes agradecerlo más.

Si lo que vendes es un libro o contenidos, puedes jugar con ofrecer acceso a una parte de ese contenido. Este es el caso de “Desnudando a Google“, el último libro de Alejandro Suarez, que tiene un capítulo para descargárselo gratuitamente de su web. Además de ofrecer un capítulo de lectura gratuita, también aprovecharon a montar una promoción para invitar a todos los que compraran el libro y enviaran una foto del mismo a una fiesta organizada en Pachá. Con este movimiento consiguieron muchas ventas del libro nada más salir, así como un buen impacto mediático en Twitter.

Comentarios

1 comentarios

Compartir en:

Leave a Reply

Tu correo electrónico no aparecerá publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.

  1. […] este punto no queremos referirnos al social commerce, o vender en redes sociales, un tema que ya hemos tratado en artículos anteriores, si no a utilizar todos los recursos que nos […]