Colorín, colorado

Los colores importan y mucho. Así, según el Institute for Color Research las personas inconscientemente nos hacemos una opinión sobre un lugar (una tienda por ejemplo) o un producto en los primeros 90 segundos y entre el 62% y el 90% de nuestra valoración la hacemos basándonos sólo en el color. Así que poca broma. Como es de imaginar, las webs como cualquier otro formato visual de presentación no escapa a la importancia de los colores y por eso queremos hablar en este post un poco de colores.

El uso de colores a utilizar dependerá principalmente de la identidad de nuestra imagen corporativa y la industria en la que estemos o el target al que nos dirijamos. Por ejemplo, el color naranja parece funcionar mucho mejor en niños, familias o entretenimiento mientras que el azul funciona mejor en negocios donde la confianza, profesionalidad o transparencia son más importantes. A su vez y cómo vemos en la imagen de más abajo, el negro, el rojo o el naranja nos funcionarán mejor en consumidores impulsivos o los colores más suaves como el azul claro o el rosado en un cliente más tradicional.

En cualquier caso, sobre el significado de los colores hay mucha literatura escrita, aunque un repaso a sus connotaciones principales en Occidente nunca estará de más.

 

Y decimos en Occidente porque los colores tienen asociaciones distintas según los países. Sorprende saber que a los chinos o hindús el blanco denota luto y tristeza, mientras que el erotismo para los nipones se asocia al rosa mientras que para los occidentales funciona mejor el rojo pasión 🙂  Imprescindible perder un rato viendo la translación de múltiples conceptos a un determinado color según la cultura que David McCandless ha hecho en la infografía Colours in Culture.

Pero más allá de las asociaciones que pueden tener los colores, para los que nos dedicamos a la creación y diseño de experiencias de compra online los colores tiene un utilidad evidente para llevar al usuario allí donde nos hemos propuesto llevarle. En este sentido, saber escoger los colores apropiados es sin lugar a dudas crítico ya que contribuirá a hacer más limpia e intuitiva toda la navegación, orientar las retinas de los ojos hacia nuestros contenidos y mensajes prioritarios o nuestras llamadas a la acción, mejorar en generar la legibilidad de nuestros mensajes o hacer jugar las emociones del usuario a nuestro favor (o más bien todo lo contrario).

La selección de colores y sobre todo las combinaciones de colores que hagamos y los contrastes que usemos marcarán la diferencia. De ahí que se nos ocurran las siguientes recomendaciones:

  1. Revisa tus diseños finales y conviértelos en escalera de grises para ver los contrastes que obtienes.
  2. Usa siempre – a parte del blanco y negro – 2 ó 3 colores. Más sería generar excesivo ruido. Menos, haría muy difícil enfatizar los mensajes o llamadas que queremos destacar.
  3. Revisar si la jerarquía visual de elementos en una de tus páginas corresponde con la priorización de mensajes que quieres obtener. Los colores deben trabajar a favor del énfasis que queremos hacer. Los colores deben ayudarnos a mejorar la visualización de los elementos que son claves.
  4. Usa colores que faciliten los contrastes.
  5. Trabaja con fondos que permitan la máxima legibilidad y deja que los espacios respiren para facilitar su visualización.
  6. Vigila qué colores combinas y que asociaciones consigues generar.
  7. Usa colores que enfaticen o recomienden determinadas opciones o productos. No hagas pensar al usuario y usa los colores para hacerlo fluir en tu favor.
  8. Evita las texturas y transparencias que reducen la legibilidad.
  9. Busca la máxima consistencia de colores (siempre el mismo color para llamadas o botones,…).
  10. Haz uso de los colores en los enlaces para ayudar al usuario a saber qué páginas ha visitado. No hacerlo contribuirá a que el usuario se sienta más perdido, revisite páginas que ya ha visitado y abandone el sitio con mayores probabilidades.
  11. Haz uso de funcionalidades como Check My Colours para evaluar el contraste que generan la combinación de colores que usamos en nuestro site.
  12. Testea los colores de tus llamadas a la acción. Parece evidente que el uso de colores llamativos en botones y enlaces podrá llamar la atención pero no es tan evidente la mejor selecciones de colores para los mismos atendiendo al diseño de nuestro site para obtener el mejor contraste. Un uso intensivo de colores llamativos como el rojo puede estresar en exceso al usuario. Se dice que el naranja es uno de los mejores colores para las llamadas a la acción pero la experiencia nos dice que más que el color es el contraste que obtiene. Por tanto, no lo dudes: testéalo. Es muy interesante hacer tests A/B para probar cambios de color que permitan obtener un mayor contraste de nuestras llamadas a la acción y obtener mejoras de la conversión del 10%, el 15% y hasta el 25%.

Conclusión: dale a los colores la importancia que se merecen y testea y haz múltiples pruebas. Así que colorín, colorado, este cuento no se ha acabado.

Comentarios

0 comentarios

Compartir en:

Leave a Reply

Tu correo electrónico no aparecerá publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.