Se aceptan devoluciones. Pero, las mínimas.

Uno de los retos que tienen muchos ecommerce de moda tiene que ver con las devoluciones. Una devolución es una no-venta que tiene asociado un costo evidente y puede adicionalmente generar cierta frustración al cliente.

Y es que algunos estudios apuntan que aproximadamente un tercio de las compras que se realizan online se acaban devolviendo. Las causas pueden ser múltiples pero acostumbran a tener que ver con recibir una talla incorrecta, problemas con la percepción de la prenda una vez puesta (el color de la misma o su look puesta), con la calidad de los materiales o su mal estado.

El tallaje se lleva el grueso de la problemática debido a que una determinada talla (una M, por ejemplo) puede presentar variaciones según el proveedor. Y eso, lleva a cada vez un número mayor de compradores online a entender sus casas como los probadores de las tiendas, pudiendo realizar compras tentativas sabiendo que podrán devolverlas sin problemas.

Por tanto, venderemos cada vez más aun a riesgo que nuestra clientela entienda que sus compras son parte del proceso para saber si realmente quieren ese vestido o esos zapatos.  

Ante este gran reto, ¿qué podemos hacer para mitigar tales devoluciones?

Aquí te ofrecemos 7 buenas propuestas:

 

  1. Poner más energía informando sobre las medidas exactas de hombros, cintura y demás y sobre cómo medirse para saber la talla correcta.

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 10.42.58

La tabla de medidas es un recurso estándar muy usado por algunos de los principales ecommerce de ropa por su practicidad y sencillez. El retail La bella mafia no sólo nos ofrece ofrece la información de las medidas en sí, sino también una imagen que ayuda a entender cómo tomarselas.

 

  1. Permitir una visualización óptima del detalle de la ropa

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 10.45.41

A su vez, se debería informar mejor del material de la prenda, tanto de forma descriptiva como visual, permitiendo un close up a la tela y mostrando detalles de la prenda (costuras, botones, etc). Como vemos en la tienda online de Soulland.

 

  1. Ofrecer más recursos visuales de la prenda para poder verla desde distintos ángulos, o con una vista 360º.

ropa-tienda_online

Mostrar imágenes de los modelos desde diferentes ángulos ayuda a ver mejor la prenda y ayuda a entender cómo es y cómo puede quedar.

 

  1. Mostrar fotos y opiniones de otros usuarios que compraron la prenda enfocándose en cómo puede quedar.

Captura de pantalla 2017-10-24 a las 10.22.57

El retail de moda Shein, en su ficha de producto, ayuda a entender cómo puede quedar una prenda concreta a través de fotos de gente real llevando la prenda puesta, lo que también ayuda a tangibilizarla y conocer sus posibilidades estilísticas.

Captura de pantalla 2017-10-24 a las 10.04.08

Además, incluye reviews y comentarios específicos sobre la mejor elección de tallaje para esa pieza concreta, lo que puede ser una óptima respuesta para determinados tipos de tiendas de moda en línea.

 

  1. Incluir funcionalidades que nos permitan recomendar cuál es la talla óptima según la información que el usuario nos ha proporcionado.

Captura de pantalla 2017-10-24 a las 9.58.51

Así lo hace Macys con “Find your true fit”, funcionalidad que a través de unos datos muy básicos (como el peso, la altura o la referencia de tu tallaje en una marca de pantalón concreta que ya sepas que te queda bien) te sugiere la talla que te acomoda más para una prenda determinada.

Captura de pantalla 2017-10-24 a las 10.32.05

Otras iniciativas más sofisticadas, permiten la creación de un avatar con las medidas de una persona y su imágen para poder realizar pruebas virtuales antes de la compra. Como hace Dressformes, que además permite la compra social al poder compartir el resultado con amigos para conocer sus opiniones.

Captura de pantalla 2017-10-26 a las 10.36.42

La app de la startup Naiz Fit permite escanear las medidas del cuerpo de un persona a través de dos fotografías y algunos datos básicos como estatura, peso y edad. Con esta información, consigue calcular la talla del usuario para más de 600 marcas diferentes entre las que se encuentran grandes retailers como Zara, Pull&Bear o Asos.

 

  1.  Incorporando algoritmos que permitan crear una talla normalizada que usar como patrón.

Los algoritmos pueden ayudarnos a conocer las tallas de los usuarios para toda una línea o marca de ropa sin necesidad de pedirles directamente que se tomen medidas continuamente y sin ningún tipo de impacto para ellos.

Los datos de las tallas se obtienen pidiéndoles la información una primera – y única – vez o bien basándonos en compras anteriores. A partir de ahí, para una línea de ropa, se toma una medida como patrón y se establecen todas las tallas en relación a este patrón (p). Cuando entra una prenda nueva a la línea, se mide y se indica la desviación contra el patrón (p+-t). La talla del usuario se pone también en relación a esa talla normalizada, algo como (p +-tu). Y a partir de ahí se establece una zona de tolerancia, es decir, la desviación que el usuario acepta sobre su talla (tu+-d). Cuando en la web el usuario elige una talla, se compara su posición versus el patrón y versus su talla y se añade la zona de desviación. Si con estos datos la talla se mantiene, se acepta o sino se sugiere otra talla acorde con los datos.

Virtusize nos ofrece este tipo de solución o algoritmo para nuestro ecommerce.

 

  1. Permitir múltiples tallas.

Permitir ofrecer de manera gratuita la posibilidad de elegir diferentes tallas y/o prendas y dar un plazo de 20 días (o los que se crea conveniente) para su devolución (también gratuita) podría ser un posible solución para prendas de un cierto valor económico. Si las prendas no se devuelven en ese plazo, se cobra su valor (puesto que el usuario ya ha dejado previamente sus datos de pago).

Captura de pantalla 2017-10-24 a las 11.50.23

En este sentido, Amazon está experimentando con Amazon Wardrobe, que permite recibir diferentes prendas y con el plazo de 7 días elegir las que se compran – y pagarlas entonces – y devolver de forma muy simple las que no. Además, incentiva que se devuelvan el menor número de piezas, ofreciendo descuentos por el volumen de compra.

Interesantes propuestas que buscan encontrar solución a un tema nada menor.

Por si te perdiste estos imprescindibles

Comentarios